Existen dos procedimientos para depositar documentos en el repositorio:

  • Autoarchivo: el/la autor/a autoarchivan sus trabajos personalmente.
  • Archivo delegado: el/la autor/a delega en la Biblioteca la publicación de sus trabajos.

En la política de depósito se establecen las condiciones para el archivo de documentos.